Información relacionada:


EL RELIEVE EN COLOMBIA
Orografía colombiana

Sinopsis: El territorio colombiano está dividido en una región montañosa al occidente y una región plana al oriente.La región montañosa la constituye la cordillera de los Andes que penetra en Colombia por el departamento de Nariño. En este punto se forma el Macizo de Los Pastos, donde se desprende un ramal hacia la izquierda (que recibe el nombre de cordillera Occidental) y la derecha sigue hasta los departamentos de Cauca y Huila, en donde forma el Macizo Colombiano y se bifurca en las cordilleras Central y Oriental. Estas tres cadenas montañosas, junto con la Sierra Nevada de Santa Marta y la Sierra de la Macarena, así como otras más pequeñas, definen las características topográficas del país.

 
Las tierras planas están ubicadas al este de la cordillera Oriental, al oeste de la cordillera Occidental, al norte del país, así como en los valles y altiplanos interandinos, que están formados por:

-Los Llanos Orientales (Orinoquia y Amazonia) 
-La region Orinoco Apoporis del precambrico 
-Los valles interandinos de los rios Magdalena y Cauca 
-El valle de Aburra
-El valle del Sinu.

Los principales altiplanos estan en los valles de:

Ubae
Chiquinquira
Sogamoso 
La Sabana de Bogota, y otros menores.


EL RELIEVE COLOMBIANO - OROGRAFIA EN COLOMBIA

Según la RAE, la orografía es la parte de la geografía física que trata de la descripción de las montañas. De allí que cuando se habla de este tema se mencionan todas las formas del relieve.

El relieve colombiano es un mosaico de formaciones geológicas, pues el territorio nacional presenta distribuidos en sus diferentes regiones fragmentos que evidencian su evolución desde la era Arcaica hasta hoy.

Era Arcaica o Precámbrica. En este período la mayoría del territorio se hallaba sumergido; emergía únicamente una parte de la zona oriental correspondiente al macizo guayanés, ubicado en los que hoy son los departamentos de Arauca, Guainía y norte del Vichada.

Era Mesozoica o Secundaria. En el cretáceo surgieron las bases de las cordilleras central y occidental.
Durante los periodos Triásico y Jurásico emergió gran parte del territorio por la retirada del mar, al empezar el conge¬lamiento de los polos.

Era Terciaria o Cenozoica. En este periodo los fenómenos de plegamiento permiten el surgimiento de los relieves más jóvenes del planeta, incluidos los Andes, que, en su parte colombiana, hicieron posible el levantamiento de la cordillera Oriental y la sobreelevación de las cordilleras Central y Occidental.

Era Cuaternaria o Antropozoica. Al inicio de la era actual, la erosión y el empuje del interior de la tierra formaron las llanuras litorales del Atlántico y el Pacífico y parte de los Llanos Orientales. Estos últimos, se conformaron definitivamente junto con los valles interandinos por el retiro de los hielos de la última glaciación.

EL SISTEMA ANDINO
La característica más importante del relieve colombiano es la existencia de tres unidades morfológicas bien diferenciadas.
El relieve montañoso o andino representado por las tres cordilleras y los valles interandinos.
Las planicies de la Orinoquía y la Amazonia y las llanuras litorales del Caribe y del Pacífico.
Los sistemas montañosos periféricos como la Sierra Nevada de Santa Marta, serranía del Baudó y la sierra de la Macarena entre otras.

CORDILLERA DE LOS ANDES
Las montañas colombianas se originan en la cadena de los Andes. Esta cordillera viene desde Chile, bordea la costa del Pacífico, llega hasta la república del Ecuador y, en el límite con Colombia, forma el Nudo de Huaca o de los Pastos de donde se desprenden las cordilleras occidental y la central; un poco más al norte, en el Macizo Colombiano, se desprende ¡a cordillera oriental.

LA CORDILLERA OCCIDENTAL
Esta cordillera se extiende desde la frontera ecuatoriana hasta la costa norte del país en las serranías de San Jerónimo, Abibe y Ayapel. Tiene una longitud de 1.200 km y una altura media de 2.000 m. Separa la costa Pacífica del surco Cauca-Patía. Forma parte del territorio de los departamentos de Nariño, Cauca, Valle del Cauca, Risaralda y Antioquia. 
Está conformada por rocas ígneas y metamórficas de las eras Primaria y Secundaria. Los accidentes más importan¬tes son:
El volcán de Chiles en la frontera con el Ecuador.
Los volcanes de Cumbal y Azufral. Los Farallones de Cali.
El Nudo de Paramillo que forman las serranías de Abibe, San Jerónimo y Ayapel.

LA CORDILLERA CENTRAL
Es la más antigua y la que dio origen a los ramales de base de las cordilleras occidental y central. También es la más inestable geológicamente; por esta razón, en ella se encuentra uno de los más altos niveles de sismicidad y vulcanismo del continente. Su longitud es de 1.000 km y tiene una altura media de 3.000 m. Separa los valles del Cauca y del Magdalena y está compuesta por rocas ígneas y metamórficas de las eras Primaria y Secundaria. Los principales accidentes son:
El volcán Galeras y el páramo de las Papas.
Los volcanes de Sotará, Pan de Azúcar y Puracé.
El nevado del Huila con 5.750 m es la segunda cumbre más alta del país. Los volcanes-nevados del Quindío, Tolima, Santa Isabel, el Cisne y el Ruiz.
La cordillera central contribuye al relieve de los departamentos de Nariño, Huila, Cauca, Valle, Tolima, Quindío, Risaralda, Caldas y Antioquia.

LA CORDILLERA ORIENTAL
Tiene una longitud aproximada de 1.200 km y una altura media de 2.000 m está constituida por rocas sedimentarias de la era Terciaria o Cenozoica. Es la cordillera más larga. Se divide en tres sectores:
Sector sur: caracterizado por depresiones tales como el paso de los Guácharos y el paso de la Ceja.
Sector central: se extiende a partir del páramo de Sumapaz, páramo de Chingaza, Sierra Nevada del Cocuy, páramos de Boquerón y Guasca, salto del Tequendama y sabana Cundiboyacense. Se caracteriza por la presencia de altiplanos, que son de gran importancia económica por las actividades agroindustriales y pecuarias que allí se desarrollan.
Sector norte: allí se encuentra el páramo de San Turbán, cuyo eje principal se bifurca en Serranía de Motilones o de Perijá y la Serranía de Mérida que se prolonga hasta Venezuela. Se caracteriza por bifurcarse o dividirse en dos ramales. El oriental que entra a Venezuela y el occidental que termina en los montes Oca en ia entrada de la península de la Guajira. La cordillera Oriental atraviesa los departamentos de Caquetá, parte del Meta, Huila, Cundinamarca, Boyacá, Santander, Norte de Santander y Cesar.

VALLES INTERANDINOS
Las partes bajas localizadas entre las cordilleras andinas y recorridas por un río se denomina valles interandinos. Los más importantes son:
Valle del Magdalena: situado entre las cordilleras Central y Oriental. Se caracteriza por ser una región de altas temperaturas y lluvias variadas. Sus tierras son propicias para agricultura y ganadería.
Valle del Cauca: situado entre las cordilleras Central y Occidental; es una región con terrenos propicios para las actividades agroindustriales como los ingenios azucareros y la ganadería inten¬siva. Su clima es de piso térmico cálido. Valle del Atrato: situado entre las cordilleras Occidental y Central; está bañado por el río de su mismo nombre. Es una zona selvática de clima cálido y húmedo. 
Valle del San Juan: se ubica entre la cordillera occidental y la serranía del Baudó. Es importante por la producción forestal y minera.
Valles menores: son valles menores los de Aburrá, Lebrija, San Jorge, Sinú, Upar y Zulia.

RELIEVE PERIFÉRICO
Es el relieve que por su constitución geológica y su situación se considera independiente del sistema andino.
Corresponden a este sistema ios siguientes accidentes:
La serranía del Baudó: se encuentra ubicada en el Chocó y bordea el litoral Pacífico.
La serranía del Darién: marca los límites entre Colombia y Panamá y termina en el Golfo de Urabá.
Las montañas de María y Piojo: atraviesan de sur a norte el departamento de Bolívar.
La Sierra Nevada de Santa Marta: posee las mayores alturas, los picos Colón y Simón Bolívar a 5.775 m. Presenta los diferentes pisos térmicos: cálido, templado, frío y nieves perpetuas que permiten una diversidad de fauna y flora.
La serranía de la Guajira: comprende las serranías de Macuira, Jarara, Carpintero, Cosinas y Cojoro.
La serranía de la Macarena: está ubicada en el departamento del Meta. Su gran riqueza de flora y fauna la convierten en uno de los santuarios ecológicos más importantes del país.

LLANURAS INTERIORES Y COSTERAS
El oriente colombiano está constituido por una extensa llanura, cuyas elevaciones no sobrepasan los 400 metros, llamada Llanos Orientales.
Al sur se ubica la llanura amazónica, selvática, que tiene un gran potencial ecológico representado en su fauna y flora.
La llanura Caribe: es interrumpida por algunos sistemas montañosos independientes y las estribaciones de las cordilleras occidental y central. Además presenta una porción cenagosa que se concentra en torno a los ejes hidrográficos de la llanura del río Magdalena en el centro y el río Sinú al sureste.
La llanura Pacífica: tiene una anchura promedio de 50 km, es pantanosa, anegadiza en su tramo sur, y cubierta por manglares.
Los Llanos Orientales: forman parte de la cuenca del río Orinoco. Están cubiertos de pastos naturales muy propicios para la ganadería extensiva, en su parte más occidental. Hada el oriente se encuentran zonas selváticas bañadas por ríos caudalosos y de gran longitud, como el Aráuca, Meta, Vichada y Guaviare.

Ventajas y desventajas del relieve colombiano
Las distintas formas del relieve, traen consigo una serie de consecuencias favorables y desfavorables para las distintas regiones de la Tierra. En lo que respecta Colombia podemos anotar como ventajas las siguientes:
De no existir montañas, nuestro territorio tendría clima ardiente durante todo el año, debido a su ubicación en la zona tórrida.
 La diversidad de alturas determina así mismo variedad de climas, productos vegetales y fauna.
 Nuestras cordilleras, en especial Oriental, son muy ricas en minerales.
 La diversidad de climas determina diversidad de las actividades humanas.
 Los ríos andinos son fuente de energía hidráulica. 
 El relieve elevado, aumenta la extensión de nuestro país.
 La gran extensión llana del oriente de la costa del Atlántico, con vegetación de pastos, favorece el desarrollo prósperas ganaderías.
 Las regiones de topografía plana (llanuras, mesetas y valles), facilitan el establecimiento de excelentes vías de comunicación.

Entre algunas de las desventajas tenemos:
Las cordilleras hacen difícil el desarrollo de la agricultura mecanizada que imposibilitan el uso de maquinar
Las cordilleras dificultan las comunicaciones entre distintas regiones del país
Las regiones llanas de la Amazonia, debido a su clima ardiente, gran lluviosidad y vegetación de selvas, están poco pobladas y son escasamente explotadas económicamente.
El relieve ha ocasionado así mismo los distintos regionalismos entre los di versos sectores del país, del cual se ha derivado más perjuicios que consecuencias benéficas.

ASPECTOS GENERALES Y EN DETALLE:

En las regiones intertropicales de Colombia, y sobre todo en Nueva Granada, los Andes son los grandiosos é inagotables proveedores de la vida, lo mismo que los generadores de todas las maravillas naturales. En esas regiones la orografía, determinando las diferencias de clima, es enteramente, respecto de las estaciones ó las condiciones vitales, el equivalente de las latitudes.

La gran Cordillera de los Andes, después de cortar la línea ecuatorial y salir del territorio de la república del Ecuador, forma en el Estado del Cauca — el mas meridional de la Confederación — una bifurcación, cerca de Popayán, en las alturas de Iscanza, hacia  el 1º47` Lat. N. En ese punto se determina un nudo colosal de montañas que se podría llamar el San Gotardo de los Andes. En efecto, es de los flancos de ese inmenso grupo que vierten, en opuestas direcciones, algunas de las fuentes mas considerables del Caquetá (uno de los mas grandes afluentes del Amazonas), del Patía, que lleva sus aguas al océano Pacífico, y aun del Magdalena, enorme río que teniendo su origen cerca del del Cauca (en el Páramo de las Papas) y recibiendo su gran caudal mucho mas abajo, desemboca en el mar de las Antillas.

En lscanza, la Cordillera generatriz lanza hacia el norte la poderosa rama llamada cordillera Oriental, que, paralela en gran parte al curso del Orinoco, va á terminar sobre las costas septentrionales de Nueva Granada y Venezuela. Pero la masa principal de los Andes tuerce hacia  el oeste para continuar su curso continental hacia  Méjico, teniendo un espesor medio de 100 kilómetros; después, hacia  los 2º 8’ Lat. N., se bifurca por segunda vez, cerca de los grupos volcánicos de Soratá Puracé, dividiéndose en dos cordilleras que se han denominado Central Occidental, las cuales determinan la magnifica hoya intermediaria del Cauca.

La Cordillera occidental separa las grandes hoyas del Cauca — el mas considerable afluente del Magdalena —y del Patía, la mas poderosa arteria de todo el sistema hidrográfico que corresponde al océano Pacífico. Después de un curso de muchas leguas, yendo directamente hacia  el oeste, esa cordillera tuerce bruscamente, al sur de Popayán, en dirección al norte, entre el Cauca y la costa del Pacifico, sobre la cual arroja varios contrafuertes poderosos; y hacia  los 5º 12’ Lat. N. se divide á su turno en dos cadenas de montañas ó semi-cordilleras. La mas oriental, que es la mas espesa y elevada, se proyecta directamente hacia  el norte, separando la hoya del Cauca central é inferior de la del Atrato (gran tributario del mar de las Antillas), y va á morir sobre las costas del golfo de Darien ó Urabá (Estado del Cauca, antigua provincia del Chocó) y del golfo de Morosquillo, en el Estado de Bolívar. La cadena occidental, alejándose, toma una dirección perpendicular á la costa del Pacífico, separa la hoya del Atrato (al norte) de la del San-Juan (al sur), tributario de aquel océano como el Patía, y después, deteniéndose cerca de la costa y volteando al norte, gira paralelamente á la línea marítima, separándola de la hoya del Atrato, y sigue su curso, en forma de un inmenso arco, por los istmos de Darien Panamá, hacia  Centro-Colombia, Méjico, etc.

La Cordillera central, la mas espesa, elevada y metalífera de todas las que componen el sistema orográfico de Nueva Granada, gira constantemente hacia  el norte, aunque formando un inmenso zig-zag, suelta en todas direcciones y por ambos lados innumerables contrafuertes, determinantes de muchos valles transversales ú oblicuos, y separa las vastas hoyas del Magdalena y el Cauca. Después de ostentar una admirable sucesión de magníficos nevados, — tales come los de Huila, Barragan, Tolima, Santa-Isabel Ruiz, nevados que alcanzan hasta mas de 5,000 metros de altura, — la Cordillera se bifurca en un enjambre de montañas auríferas que constituye el núcleo del Estado de Antioquia, y sus últimos contrafuertes van á terminar en la región cuasi-marítima de Nueva Granada, en medio de los ríos Magdalena y Cauca.

La Cordillera oriental, tan interesante como las otras por su variedad de formas y la ley constante de las grandes bifurcaciones, es muy particular bajo otros aspectos. Por una parte, es ella la que, separando la inmensa hoya del Magdalena de la vastísima región que tiene su centro hidrográfico en el Orinoco, determina la línea de demarcación entre las montañas y llanuras de Nueva Granada. Por otra, esa Cordillera oriental es la única que, por su configuración particular, contiene todo un sistema de alti—planicies de elevación, extensión y temperatura análogas, que no se encuentra en ninguna de las otras Cordilleras.

En esa imponente masa de montañas (que encerraba grandes lagos, que han desaparecido, quedando solo algunos de poca importancia), se producen, lo mismo que en las demás cordilleras, dos sistemas hidrográficos enteramente opuestos. Todas las aguas del costado Oriental van á buscar el Orinoco, reuniéndose en arterias muy considerables, tales como el Guaviare, el Meta, el Arauca, etc.; mientras que las de las alti-planicies y del costado occidental se juntan sucesivamente, en medio de numerosos contrafuertes casi perpendiculares á la línea del Magdalena, en una multitud de ríos, afluentes de este, de los cuales los mas notables son el Fusagasugá, el Bogotá (ó Funza), el Carare, el Opon, el Sogamoso, el Lebrija y el Cesar.

Es en el gran nudo de Sumapaz (hacia  los 4º 10’ Lat. N. y al sur de Bogotá) que se produce la bifurcación de la Cordillera oriental. Su ramal secundario, tomando un giro tortuoso y atormentado por numerosas y muy variadas inflexiones, sigue el curso del Magdalena, separando sus ardientes valles de las alti-planicies, y produciendo un complicado sistema de montañas de elevación media. Después de haber determinado casi todo el sistema de alti-planicies, esa Cordillera tiende á soldarse, a reunir sus cadenas esparcidas. Es hacia  los 7º 8’ Lat. N. que se produce la conjunción, en el grupo colosal de Chita (4,983 metros de altura sobre el nivel del mar), el único lugar de la Cordillera oriental, hasta ese punto, donde se ven nieves perpetuas. Sin embargo, la unidad orográfica no se sostiene. A poca distancia del Páramo de Chita, al sur de la alti-planicie de Pamplona, la Cordillera se bifurca por segunda vez en dos cadenas que toman direcciones muy distintas: la occidental, bastante elevada, separa las alti-planicies de Pamplona y la hoya fluvial y marítima del Zulia y del lago de Macaraibo, de la inmensa hoya del bajo Magdalena, y va á terminar, cerca de las bocas del mismo río, en la Sierra-Nevada de Santa-Marta, y sobre las costas de la península de Guajira; mientras que la cadena oriental, que se eleva hasta la región de las nieves perpetuas, en la provincia venezolana de Mérida, continúa su curso hacia  el nordeste para constituir todo el sistema orográfico de Venezuela. Esta división determina la hoya intermediaria del Zulia (la mas septentrional de Nueva Granada) y del lago marítimo de Maracaibo.

Es curioso notar que cada una de las tres cordilleras granadinas tiene en su mineralogía ciertas materias predominantes. Así, en la occidental, la menos elevada y complicada, el oro y la platina son los metales mas abundantes y visibles; en la central, el oro, la plata, el asfalto y las fuentes sulfurosas y salmeas; en la oriental, los inmensos bancos de sal gemma, los depósitos carboníferos, el fierro, el cobre y los cuarzos cristalinos que producen la esmeralda.

De la descripción general que acabamos de hacer de las cordilleras granadinas surgen naturalmente dos órdenes de clasificaciones del suelo. La primera se reduce a distinguir la región montañosa de la de las pampas ó Llanos del Oriente. Esta, absolutamente homogénea y diferente de la otra, es un océano de llanuras, cubiertas de gramíneas salvajes y florestas inmensas, comprendidas entre la Gran Cordillera—continuada por la Oriental — y el Amazonas y el Orinoco, y surcadas por grandes ríos que descienden paralelamente de la línea de las montañas para ir á engrosar los dos ríos gigantes. Esa es la región desierta, casi desconocida, bárbara. Allí están diseminados, en un territorio de 60 á 65 millones de hectáreas, 280,000 individuos, de los cuales 30,000 á lo mas son poco mas ó menos civilizados (viviendo cerca de la base de la cordillera); mientras que los otros, completamente bárbaros, vagan aún en la inmensidad de las llanuras y selvas del Meta, el Guaviare, el Caquetá, etc.

La región montañosa se compone de todo el resto del país, comprendido entre la Gran Cordillera — continuada por la Oriental y los dos océanos. Ella presenta en todas sus formas (excepto en las hoyas del Patía y el San Juan, inclinadas hacia  el Pacífico), un triple paralelismo de grandes valles dirigiéndose y descendiendo constantemente hacia el mar de las Antillas, hasta las dos formaciones laterales donde se determinan el istmo del Darien, al oeste, y la hoya del bajo Zulia, al este.

Donde quiera, en ese mundo de montañas, complicadas de un modo asombroso, el suelo se encuentra dividido en tres sistemas generales de topografía, determinados por las tres cordilleras paralelas poco mas ó menos. Estos tres sistemas son: el de las alti-planicies y páramos, el de las faldas ó partes inferiores de las montañas, y el de los valles profundos, fluviales y marítimos. Después de esta rápida y muy incompleta exposición de la topografía general de la Confederación granadina, ensayaremos indicar á grandes pinceladas: las causas que han determinado la distribución de la población en ese país, los cruzamientos de las razas, y los rasgos mas sobresalientes de la fisonomía de la sociedad granadina. Esta sociedad es muy nueva: es pobre bajo el punto de vista de la civilización, y su vida ha sido hasta ahora un continuo movimiento á tientas en el sentido del progreso y de su organización. Pero es también un pueblo valeroso, atrevido, hospitalario, generoso, lleno del sentimiento del honor y de la conciencia de su misión en Colombia;—un pueblo que, por sus nobles y bellas instituciones, por su gran porvenir, y sobre todo por sus particularidades etnológicas y topográficas, merece el estudio atento de los que trabajan, con ese cosmopolitismo cristiano propio de la ciencia moderna, por buscar donde quiera la solución de los mas grandes problemas sociales, descuajando pacientemente las tierras del error para sembrar en ellas la verdad y cosechar el progreso. 

Fuentes:
-Apéndice sobre la Orografía, Banco de la República
-Cafam, Cartíllas

 


 


2017 © Colombiamania.com / Contáctanos /